Informe

Un informe emitido en septiembre del 2011 por el servicio de Béns Culturals del Consell confirmó el singular grado de protección de la tafona de Conques, debido a que la possessió aparecía ya protegida por decreto de 22 de abril de 1949 sobre protección de los castillos españoles, por el cual se determinó que era Bien de Interés Cultural. De hecho, en el Llibre del Repartiment , Conques aparece como un edificio fortificado con funciones de defensa y vigilancia.

A pesar de ello y de manera inexplicable, a finales de los setenta la possessió junto a otras de sus antiguas estancias fue dividida y segregada en lo que son ahora dieciséis apartamentos, todos ellos vendidos de manera individual a otros tantos propietarios, lo que en el futuro planteará sin duda graves problemas de inseguridad jurídica.